Alejandro Rodríguez Martín. Director Creativo de TuppertArt

Alejandro Rodríguez Martín

Nacido en 1981, su aventura con el lápiz comenzó de niño queriendo traspasar las imágenes de las películas del cine a su libreta de cuadros, de las que gastaba mas de una. Una las películas que más le marcó fue “Tiburón”, la famosa película de Steven Spilberg en la que el gigante tiburón blanco era el protagonista. A través de la observación de su hermano mayor mientras dibujaba comenzó a interesarse por aumentar su técnica de dibujo.

A partir de ese momento descubrió una nueva forma de expresarse, de comunicar y de divertirse.

Mientras cursaba 4ª de EGB llegó Dragon Ball, y como todos los niños de esa generación, quedó marcado por la mítica serie, que le hizo dar un giro en su forma de dibujar y lo enganchó al mundo del cómic y el manga para siempre.

Hacia 1997 Mientras cursaba el BUP en el Instituto FIdiana, conoció a Antonio M. Camino, uno de los profesores de artes marciales más reputado de España y creador del Hapkido Yang Hum Kwan. Camino lo introdujo en el Hapkido y bajo su dirección, comenzó a ilustrar un completo programa de grados.

Posteriormente, decidió dedicarse a su pasión para ganarse la vida dibujando, por lo que se matriculó en Bachillerato de Artes en la Escuela de Arte “Dionisio Ortíz” de Córdoba.

En el año 2.003 obtiene el Grado Superior de Gráficas Publicitarias Cursado en Escuela de Arte “Mateo Inurria” de Córdoba y en ese mismo año se desplaza a Valencia para comenzar la Diplomatura de Diseño en la Escuela Superior de Diseño de Valencia, titulación que obtiene en 2.005.

Desde ese año y hasta 2.010 trabaja de Freelance con diversas empresas del mundo de la publicidad. De entre ellas cabe destacar Grupo de Comunicación y ñ multimedia, ambas con una dilatada experiencia en el sector.

A partir de ese año decide quedarse en Córdoba y crear su propia empresa TupperArt para intentar contribuir al desarrollo económico y cultural de la ciudad y para poder dar salida también a proyectos propios.

Creador de múltiples imágenes corporativas y campañas publicitarias, mantiene una excelente relación laboral como ilustrador con Javier Molner creador de las famosas Calaveritas, Cogollitos y Baddays, dedicando sus ratos libres a la creación de un manga propio que algún día verá la luz… Misuague

Deja un comentario